Historia de la Literatura Persa

       por Saeid Hooshangi


    Periodos de la prosa persa

      Periodo Antiguo (preislámico)
      1- Primer periodo (Sāmāní) 300-450 h./912-1057 d.C.
      2- Segundo periodo (Qaznawí-Selyúcida) 450-550 h.
      3- Tercer periodo (Salyuqí-Xārazmšāhí) 550-600 h.
      4- Cuarto periodo (Erāquí) 600-1200 h.
      5- Quinto periodo (Neoclásico)1200-1300 h.
      6- Sexto periodo (Contemporáneo)1300 h.-actualidad

 

 

Primer periodo (Sāmāní) 300-450 h./912-1057 d.C.

Con la llegada del Islam a Irán, la lengua persa, sufrió una gran transformación. A simple vista, la más notable es el cambio al alfabeto árabe; aunque durante la primera época del Islam en Irán, también se utilizó la caligrafía pahlaví, la mānaví (maniquea) y la hebrea. No se sabe con exactitud cuando se produjo este cambio de alfabeto, aunque el libro más antiguo escrito en el mismo data del siglo X, se titulaba Alabniah an Haqaieq Aladviah y fue escrito por Asadí Tusí, a pesar de esto, el alfabeto árabe se empleó con anterioridad.

El periodo comprendido desde la entrada del Islam hasta dos siglos más tarde, se conoce como “dos siglos de silencio”, debido a que los iraníes no escribieron libros, sino que se limitaron a recopilar diccionarios y tratados de métrica y gramática. Entre estos recopiladores destacan Sibaweih (el sabio de gramática árabe) y Jalil Ibn-e Ahmad (escritor de un tratado de métrica y ritmo en la poesía y uno de los primeros escritores del diccionario árabe-persa).

El primer periodo de la prosa persa contiene las obras del siglo IV h./ X d.C. hasta la mitad del siglo V h./ XI.d. C. Los escritos pertenecientes a este espacio después del Islam son textos religiosos, épicos, históricos, científicos, filosóficos y místicos. Su lenguaje es fácil, apenas se utilizan palabras árabes (apenas el 1-2% en libros como el Šhāh Nāmeh de Abu Mansurí) incluidos los textos místicos en los que se utilizan palabras persas sin referencias árabes.

En este primer periodo también conocido como el periodo Sāmāní, la prosa fārsi era simple, breve y sin las figuras retóricas. Las palabras persas superan en número a las árabes. El modelo perfecto de este tipo de prosa son textos como Tārj Bal’ami y Hodud al-Ālam Men al-Mašreq Ela al-Maqreb.

Entre los escritores y las obras más importantes de esta época figuran:

Šhāh Nāmeh de Abu Mansurí

Este libro se escribió por orden y apoyo económico de Abu Mansur Abdorazzāq Tusí (muerto en 350 h./ 960 d. C.) y contenía la historia antigua de Irán. Desgraciadamente, se perdió y tan sólo nos han llegado unas 15 páginas de su introducción. Al parecer en aquel tiempo existía otro Šhāh Nāmeh escrito por Abol Moayyad Balxí (s.IV h./ X d. C.). Ambos han sido las fuentes principales para Ferdosí y su Šhāh Nāmeh.

La traducción de Tafsir-e Tabarí

Es el segundo libro más importante en lengua persa que ha quedado de la época Sāmāní. Es una traducción de la interpretación de El Corán (tafsir) escrito por Mohammad Ŷarir Tabarí, sabio y filólogo iraní de finales del siglo III h. / IX d. C.
Poco tiempo después de que Abu Mansurí escribiera su Šhāh Nāmeh, Mansur, hijo de Nuh, rey de la dinastía Sāmāní (366 h./ 976 d.C.) consiguió un ejemplar de este libro en árabe. Dada su imposibilidad de poder leerlo, hizo traer un grupo de sabios y filólogos transoxianos para traducirlo.
Hasta aquel momento El Corán no se había traducido a ningúna lengua y gracias a esto se pudo traducirlo al persa. La obra que hoy conocemos como La Traducción de la Interpretación de Tabarí es una traducción escogida de la obra de Mohammad Yarir-e Tabarí (226-310 h./ 840-922 d.C.) escrita en un lenguaje agradable y de fácil comprensión. Se puede considerar que con este texto se da comienzo a la prosa religiosa persa después de la llegada del Islam.
La traducción de Tafsir-e Tabarí se ha publicado recientemente en Irán por Habib Yaqmāí en siete volúmenes.

Tārx-e Bal’amí

Abu Ali Mohammad Bal’amí (muerto en 363h./ 973 d. C.) era el visir de Mansur, hijo de Nuh, rey de la dinastía Sāmāní (m. 366 h./976 d.C.). Este monarca confió a este culto y prudente visir la misión de traducir un libro lleno de historia escrito en árabe por Mohammad Yarir Tabarí. Mientras realizaba esta tarea, encontró algunos datos sobre la historia de Irán que añadió al texto. Después de realizar una revisión, eliminó ciertas partes del original de Tabarí que presentó como un libro independiente. Afortunadamente se conserva este escrito que es considerado como una de las principales fuentes para conocer la historia de Irán, sobre todo de la época Sāmāní.

Alabniah an Haqaieq Aladviah

Es un tratado sobre las propiedades medicinales y funciones de las hierbas y plantas. Su escritor fue Abu Mansur Mowafaq Herawí (s.IV-Vh./ X-XI d. C.) uno de los médicos más prestigiosos de la corte Sāmāní del rey Mansur, hijo de Nuh (366 h./ 976 d.C.). Con Al Abni’a se produjo el comienzo de los textos científicos de este tiempo.

Hedāyat ol-Mota’alemin fel Teb

Poco después de que Abu Mansur Mowafaq Herawí escribiera su libro sobre las propiedades de las hierbas medicinales, un hombre de Bojārā llamado Abubakr Ajaweiní Bojārāí (muerto en 371 h. 981 d.C.) escribió otro sobre la forma de curar enfermedades titulado Hedāyat ul-Mota’alemin Fel Teb (Guía para Estudiantes de Medicina). Gracias a este texto podemos conocer muchos términos antiguos persas sobre enfermedades y medicina tradicional.

Hodud al-Ālam Men al-Mašreq Ela al-Maqreb

Coincidiendo con otras obras de su época en ser los primeros tratados sobre una disciplina, Hodud al-Ālam es el primer libro sobre geografía general, principalmente de los territorios musulmanes. Fue escrito en lengua persa en el año 372 h./ 982 d.C. y es de fácil comprensión. No se conoce nada acerca de la vida del autor.

 

Copyright © 2005 www.lenguapersa.com