Historia de la Literatura Persa

       por Saeid Hooshangi

     ESTILO HINDÍ

La dinastía Safaví tuvo sus comienzos en Irán en el siglo X h. (908h. 1502d. C.) era de creencia islámica chií e intentaban desarrollar un nacionalismo religioso. Los safavíes eran de origen turco, más concretamente de Āzarbāiyān (noroeste de Irán) y como consecuencia de su apoyo al Islam y al Chiísmo favorecían enormemente a lenguas como el turco y el árabe. Como consecuencia del rechazo de los safavíes hacía la lengua persa y a los poetas que no se inclinaban por temas religiosos y por la historia de los santos, se produjo una emigración de estos a territorios vecinos, principalmente a la India.

Por otro lado en la India a partir del año 932 h. / 1525 d. C. tras el ataque de Zahir ud-Din Bāber y el inicio del reinado de la dinastía Gurcāni, la lengua persa fue declarada lengua oficial de la corte. Gracias a este apoyo de los reyes Gurcānies proliferaron muchos poetas y escritores en Cachemira, Lahur, Delhi y otras zonas, que escribían y recitaban en farsi. Este interés unido al escaso éxito de los poetas iraníes en la corte safavida provocó una nueva llegada de estos. La presencia de estos poetas y nobles iraníes en la corte Gurcāni de la India originó la fusión de núcleos importantes de la poesía farsi en aquellas tierras, surgiendo así un nuevo estilo dentro de la misma.

Este nuevo estilo que recibió el nombre de hindí, se extendió con rapidez en el área persaparlante de Irán y la India desde el siglo XI h. / XVII d. C. hasta mediados del siglo XII h. XVIII d. C. En el destaca la especial atención que se hace a los conceptos de amor, y de ahí el empleo del gazal (poesía lírica). Los poetas se servían de una profunda y extraordinaria imaginación para describir su mentalidad. También son frecuentes los refranes, dichos y proverbios. Destacaron poetas como Kalim Hamedāní 1061 h. ( 1650 d.C.), Sāeb Tabrizí 1086 h. ( 1675 d. C.), Tāleb Āmolí 1036 h. ( 1626 d. C.), Qani Kešmirí 1079 h. (1668 d. C.), Mohtašam Kāšāní 996 h. ( 1587 d. C.),Abdul Qāder Bidel Dehlawí 1133 h. (1720 d.C) y Yamāl ud-Din Mohammad Orfi (963 h. / 1555 d. C.)

 

SĀEB TABRIZÍ

Mirzā Mohammad Ali conocido como Sāeb Tabrizí nació en el año 1016 h. / 1607d. C. en Isfahan. En aquel momento en Isfahan reinaba Šāh Abbas, monarca de la dinastía safavida y vivía uno de sus momentos de esplendor al ser capital política, económica y cultural. Sāeb finalizó sus estudios en esta ciudad, donde ya desde muy joven tuvo fama de buen poeta.

Tras su regreso de La Meca y de otros viajes cortos alrededor de Irán, se dirigió hacia Kabul donde el gobernador Zafar Jān Ahsan quedó deleitado con sus poemas. Más tarde se marchó a la corte del rey Yahān de Dakan. Pasados siete años volvió a Isfahan donde le concedieron el título de poeta favorito del rey Šāh Abbas. Hasta el final de los días de este monarca, su casa se convirtió en lugar favorito de poetas e interesados en la poesía persa.

Sāeb falleció en Isfahan en el año 1086 h. / 1675 d. C. .
Tabrizí era conocido como uno de los poetas que más cultivó el estilo hindi. Según recogen algunos textos de biográficos, sus versos llegaron a los 20.000 de los que se conservan casi la mitad y que se encuentran recopilados en seis. volúmenes. En su diván se encuentran poemas de amor, elogio y poemas religiosos para los santos.
La mayor parte de su fama se debe a sus gazales (poemas líricos) y a su modo de mezclar pensamientos místicos con la sabiduría y las enseñanzas morales.

 

خوش آنكه از دو جهان گوشه ي غمي دارد
هميشه سر به گريبان ماتمي دارد
تو مرد صحبت دل نيستي چه مي داني
كه سر به جيب كشيدن چه عالمي دارد
لب پياله نمي آيد از نشاط به هم
زمين ميكده خوش خواب بي غمي دارد
تو محو عالم فكر خودي ، نمي داني
كه فكر صائب ما نيز عالمي دارد

صائب تبريزي

 

Bendito sea el que tiene un rincón de tristeza en los dos mundos,
siempre mete la cabeza en el cuello de luto.
Tú no eres hombre que conversa con el corazón,
no sabes que maravilloso es meter la cabeza en el cuello.
Los labios de la copa no se cierran de alegría,
y el suelo de la taberna tiene un buen sueño sin preocupaciones.
Tú estás absorto en el mundo de tus meditaciones,
no sabes que mundo más extraño tiene nuestro perfecto pensamiento (el pensamiento de Sāeb).

Sāeb Tabrizí

 

ORFI ŠIRĀZÍ

Yamāl ud-Din Mohammad Seyyedí conocido como Orfi es considerado uno de los mejores poetas del estilo hindí. Nació en el año 963 h. / 1555 d. C. en Širāz y estudió literatura y música en esta misma ciudad. Desde su juventud compuso poemas maestros que firmaba como Orfi. En diversos libros se recoge que a la edad de veinte años, contrajo la viruela lo que hizo cambiar el aspecto de su cara y provocó el rechazo de la gente.

En el año 989 h. /1580 d. C. cuando tenía 26 años y ya había adquirido el reconocimiento, partió de su ciudad y en 990 h. se instaló en la India donde permaneció hasta 999 h. 1590 d. C.). Murió por diarrea cuando sólo contaba con 36 años y fue enterrado en Lahur.

En el legado de Orfi destacan sus celebres gazales (poemas líricos) y la qasideh (alegoría). A pesar de su corta vida, dejó sublimes poemas en este estilo en los que se entrelazas pensamientos complicados, enseñanzas místicas, el uso de la ironía y las metáforas, como lo hacen en otras obras de la época.

جهان بگشتم و حقا كه هيچ شهر و ديار
نيافتم كه فروشند بخت در بازار
كفن بياور و تابوت و جامه نيلي كن
كه روزگار طبيب است و عافيت
زمنجنيق فلك سنگ فتن
من ابلهانه گريزم در آبگينه حصار
چنين كه ناله زدل جوشد و نفس نزنم
عجب مدار گرآتش برآورم چو چنار
مرا زمانه ي طناز دست بسته به تيغ
زند به فرقم و گويد كه هان سري مي خار
اگر كرشمه ي وصلم كشد وگر غم هجر
نه آفرين ز لبم بشنوند و ني زنهار
گل حيات من از بس كه هست پژمرده
اجل نمي زند از ننگ بر سر دستار

عرفي شيرازي

Di vueltas por el mundo y verdaderamente no encontré,
ninguna ciudad ni tierra donde vendieran un buen destino.
Tráeme la mortaja y el ataúd, y oscurece tu camisa,
que el día de hoy es médico, y la cura está enferma.
De la catapulta del cielo nos llueven piedras de desorden,
y yo vanamente me escapo a las vallas de cristal.
De esta forma que hierven suspiros y no rechisto,
no te extrañes si sale fuego de mi como el árbol del plátano.
El tiempo coqueto me ha atado la mano,
me corta con la navaja y dice ráscate la cabeza.
Si me matan los gestos sensuales de amor o la tristeza de separación,
no van a oír de mi ni alegría ni suplica.
La flor de mi vida está tan marchita,
que la muerte no se la pone sobre su turbante por deshonor . . .

Orfi Širāzí

 

Copyright © 2005 www.lenguapersa.com